Pop art, gay, music and libertarians politics

Archivo para agosto, 2011

Disertaciones de un agnóstico no violento frente a la apropiación indebida del laicismo por un sector social agresivo.

http://cronicasbarbaras.blogs.com/.a/6a00d8341c603c53ef015434b1d3dd970c-800wi

Por su interés reproduzco a continuación el artículo que Luis Uraga Martínez publicó en su blog

 

En este mundo, en cuestión de posicionamiento social, político o económico hay básicamente dos tipos de personas: los que se informan y se crean una idea propia y los otros, los que prefieren que las ideas se las den echas para no esforzarse. Entre los primeros surgen los líderes y entre los segundos las masas de borregos. Los primeros tienen el poder del conocimiento racional y en consecuencia el peligro de la habilidad de manejar la voluntad de los segundos que se mueven por impulsos de visceralidad.
Nadie negará que estos últimos días han sido favorables para que unos y otros proliferasen. A toro pasado, que decimos por estas tierras, nadie puede evitar hacer un resumen global de lo vivido en España en la última semana y que hemos conocido como JMJ. Como somos el país de los extremos, pues no hemos podido evitar una vez más salir a la calle a tirarnos los trastos a la cabeza y a insultarnos, que es lo que nos divierte a los españoles.  
Es posible que a ustedes les haya escocido mucho el tema ese de la financiación del JMJ. En este asunto, conforme estén posicionados en uno u otro lado, podrán creerse o no lo que mas les convenga a pies juntillas y con los ojos cerrados. Pero seamos sinceros ¿cuántos de los que me leen tienen pruebas fehacientes y contrastadas de de dónde ha salido cada euro del dinero invertido en financiación? Haciendo honor a la verdad yo no tengo ni puta idea. Unos me dicen que del Estado, otros que de donaciones y esponsors.
Yo por mi parte hago un ejercicio de meditación y me pregunto ¿voy a seguir a una u otra masa solo porque me dejo arrastrar por la visceralidad y no por la racionalidad? Vaya por delante que yo no soy de la clase de personas que porque el Papa diga que no hay que usar condón, que el aborto es un crimen o que los homosexuales tienen que coserse el culo, vaya a salir a la calle a pagar su ira con un niño con una camiseta amarilla, una monja indefensa o una cabra si pasa por allí en ese momento. Perdonen, pero a mi, ya lo he dicho muchas veces, no me gusta ser borrego de grandes rebaños.
Llegado este extremo y para poder tomar una decisión de cómo posicionarme, dado que no podía saber qué era cierto y qué no en cuestión de financiación, decidí sacar mis propias conclusiones. Serán correctas o erradas, pero al menos son las mías, no las que otros me han dado prefabricadas, enlatadas y dispuestas para ser tragadas sin masticar. Como buena ladilla cojonera que soy mis conclusiones me llevaron justo al lado contrario de dónde todo el mundo esperaba que me posicionase. Me explicaré. Obviamente si la financiación era privada me la sudaba. El planteamiento conflictivo surgía tanto si era porcuentalmente como si era al 100%  asumida por el Estado. Ante esta posibilidad me hice varios planteamientos:

  • Atendiendo a mi espíritu demócrata debía asumir que el parlamento español, que me guste o no es la cámara que representa al pueblo hasta la fecha, aprobó por mayoría la visita del Papa y la organización de las JMJ en España. Luego para mi que soy demócrata, me guste o no el abuelo Rachi, debería asumir como tal su visita, lo mismo que me guste o no Bildu debo asumir como demócrata que el TC lo legalizó y los vascos lo votaron. Y es que yo, a diferencia de muchos que se lo llaman y no lo parecen ni de lejos, quiero ser un demócrata que comulgue con la democracia. Y aquí toca asumir y respetar las decisiones democráticas. Y es que además entendí que el PP estaba encantado con la visita de este anciano movilizador de multitudes y que ya que la mayoría de los madrileños habían votado a este partido tocaba  asumir también la voluntad de los madrileños conforme a los principios democráticos.
  • Pensé, y me llené de dudas respecto al extraño motivo por el cual conociéndose la fecha del JMJ desde hacía tanto tiempo, no se habían organizado manifestaciones previas en contra de su financiación desde varios meses antes si lo que de verdad movía toda esta historia era la preocupación por el destino del dinero público. Me dije a mi mismo: o esta gente es muy tonta y se preocupa del dinero cuando ya está gastado o lo que les mueve es otra motivación distinta y están utilizando este argumento para conseguir que el rebaño crezca en borregos.
  • De otro lado pensé que tampoco era tan infrecuente que se subvencionasen con dinero público otro tipo de ensalzamientos populares de modos sociales, y ahí obviamente me vino a la mente la fiesta del orgullo gay, o la visita de Evo Morales en la que se subvencionó la reunión de los bolivianos en Madrid. Esto por poner dos ejemplos aunque cabrían varios mas. No me gustó nada la idea de pensar que hubiese grupos que podían exigir derecho a la financiación y al mismo tiempo podían adjudicarse el derecho de negársela a otros grupos.
  • Frente a otros razonamientos que aludían al caos que se montaba en la capital por las calles cortadas y temas por el estilo preferí hacerme el sordo, ya que a los madrileños no parecía importarles mucho montar caos en las calles cada vez que el Real Madrid ganaba una copa. Si además yo había apoyado, y en este blog hay escritos que lo avalan, al movimiento inicial del 15M asentado en Sol durante mas de un mes (digo e incido que al movimiento inicial) pues por justicia salomónica entendía que debía cuando menos no posicionarme a este respecto.
  • También me planteé, desde un punto de vista egoísta, si esto podría ser beneficioso económicamente para el país. Aquí tuve algún que otro cambio de opiniones con obtusos que me argumentaban que toda esta gente venía de gorra absoluta. Yo imbécil no soy, y por mucho que me la intentasen colar, aun en la improbable casuística de que así fuese, a mi la cuenta de la vieja me salía a favor: mas de un millón de peregrinos a 2 euros una botella de agua, a nada que se comprase una botella de agua cada uno ya me salían ingresos interesantes en el negocio. No hace falta ser azafata del Un, Dos, tres para hacer el cálculo. Con esto decidí no hacer caso a los insustanciales que me querían hacer comulgar con ruedas de molino en el tema del coste/beneficio.
  • Y es que además de todos estos razonamientos que me hice, me quedaba uno mas. A la pregunta de ¿quién es mas responsable, el que invita o el que es invitado? a mi la respuesta me daba siempre que la responsabilidad era del gobierno, no del Papa. De un gobierno que desde la boca de Mª Teresa Fernadez de la Vega hace siete años había repetido una y otra vez que se le iban a terminar los privilegios a la iglesia católica por no respetar las decisiones democráticas tomadas en España. De un gobierno que decía eso de palabra, y de obra había invitado tres ves al Papa a España y que lejos de retirar la X de la iglesia en la declaración de la renta lo que había retirado eran las ayudas para hipoteca, los 400 euros por ciudadanos, el cheque bebé… bla, bla, bla. Incongruencia gubernamental alarmante.

El ver
edicto final que obtenía era siempre el mismo: culpable el gobierno. Un gobierno que en un momento de crispación social y de crisis económica no había tenido dos cojones de frenar todo esto a tiempo, o cuando menos de explicar bien al pueblo cual era el coste y cual el beneficio. Un gobierno que lo había permitido, aprobado y en su caso subvencionado y que sospechosamente por motivo desconocido callaba y callaba, lo cual me mosqueaba mucho.
Con todo esto me convertí en mi propia Barbie y me planté delante del espejo a probarme los  vestiditos de "No a las JMJ" y "Si a las JMJ" a ver como me quedaban. Ni qué decir tiene que con el de la tolerancia y el respeto democráticos me vi infinitamente mas guapo que con el de la intransigencia y la agresividad de la imposición.
De esta forma llegó la fecha del evento y ya me encontré algo que cuando menos me dio mala espina: el empeño de los mal llamados laicos por conseguir a todas luces que su manifestación pasase por SOL. Vamos, el empeño descarado por encontrarse cara a cara con los peregrinos. A mi eso ya me dio tufo a ganas de bronca y no me moló na de ná. Pensé: "mira que hay lugares para manifestarse, y justo justo tiene que ponérseles en los cojones que tiene que ser ahí…" Parece que no me equivocaba vistos los acontecimientos. Y pasó lo que querían que pasase: bronca monumental.
Miren ustedes, yo no pude dejar de sentir un cierto escalofrío y una profunda náusea ante aquellas imágenes de adolescentes y monjas saliendo de la boca del metro en Sol, asustados y abrazándose mientras una multitud de energúmenos que decían ser como yo, "ateos y agnósticos", se cebaba con aquella gente de una forma ignominiosa. Vinieron a mi mente las imágenes de la película Quo Vadis en las que una multitud enloquecida recibía a los cristianos que eran arrojados al circo romano y estos se arrodillaban a rezar en espera de que las fieras los devorasen para divertimento de los salvajes que gritaban y que miraban desde las gradas. Sentí asco y orgullo. Asco porque quien mas, quien menos todos hemos tenido ocasión en esta vida de haber sido señalados, agredidos o insultados por algo y en mi caso, como gay que soy, recordé que en mi vida también habían existido episodios en los que me podía haber sentido como esos católicos: humillado por una masa exaltada. Sentí orgullo por no haber elegido posicionarme en contra de la JMJ y de esa forma no ser un puto borrego salvaje al que se le dice como debe actuar y se le azuza con un palo para que se revuelva.
Ya metidos en toda la vorágine que supuso la visita del Papa, leía y veía, escuchaba y observaba y cada vez mas y mas me posicionaba a favor de los católicos porque cada vez mas y mas concluía que aquello no era mas que una  maniobra de los anticatólicos fundamentalistas encubierta detrás de un falaz interés por la inversión del dinero público. Nada nuevo básicamente. Mas de lo mismo de siempre. Los radicales de la izquierda creando disturbios para provocar la salida de los geos a la calle y así poder repetir su trasnochado discurso del estado terrorista y de la violencia policial. Amenazar con quemar la conferencia episcopal, quemar banderas, insultar a adolescentes o burlarse de monjas y cosas por el estilo resulta que no es terrorismo pero la actuación policial si.
Miren, a mi que alguien se arrodille en el suelo y rece con los ojos en blanco me puede parecer algo fanático y bastante ridículo, pero es que si alguien que se arrodilla y grita y llora debajo del escenario de Lady Gaga o debajo de la copa del mundo de fútbol se burla del que lo hace frente al Papa pues además de lo dicho me parece también reprochable, patético, lamentable y fuera de lugar. Cada cual que elija por quien se quiere rasgar las vestiduras a lo plañidera pero que no se ría del que lo hace enfrente porque entonces yo me voy a descojonar el doble de él por insustancial.
¿A mi que me queda después de todo esto? Mas o menos me quedan estas cosas:

  1. Yo siempre me posicionaré a favor del agredido que no busca la agresión. Nunca a favor del agresor, ni del agredido que provoca su propia agresión porque este último es un manipulador al que le interesa quedar de mártir. 
  2. Me queda la sensación de victoria que produce el demostrar respeto a quien me tolera, que el respeto es mejor que la tolerancia. Y esto lo digo por aquellos que me reprochan que el Papa me margina por mi condición sexual. A mi quien me margina por mi condición sexual es la religión musulmana. La católica me tolera. A lo sumo me llama pecador, pero como para mi el pecado es un concepto de una religión que no profeso y en la que no creo pues me suena a aire. Ante su tolerancia, les expondré siempre mi respeto crítico pero nunca mi agresividad. Con el respeto demostraré que soy mejor persona incluso que el tolerante. Con la agresividad demostraré solo que soy un animal.
  3. Me quedan también las cuentas de beneficios de la Cámara de Comercio y de las organizaciones de empresarios que dan números positivos y bastante satisfactorios conforme han declarado. Lo siento, pero hasta hoy esta gente considero que tienen argumentaciones de mucho mas peso que los chascarrillos de calle que pululan sobre este tema y que salen de la boca de algún iluminado que ha preguntado al panadero de su barrio y le ha dicho que vendió dos barras de pan menos que cuando no estaba el Papa.
  4. Y me queda por último un profundo sentimiento de desconfianza frente a un movimiento llamado 15M, al que defendí en sus principios, con el que mantengo en común el único interés por el logro de sus preceptos fundamentales pero del que me desvinculo absolutamente porque no me identifico ni con los métodos agresivos y fanáticos ni con la poca fiabilidad que hoy por hoy me inspiran sus intenciones.Y sobre todo porque no me gusta que nadie se apropie de causas colectivas para el interés particular de una minoría y considero que la izquierda radical está utilizando esta táctica en ese movimiento apropiándose de la indignación de la sociedad, de la causa laica, de la causa LBGT etc.

http://www.youtube-nocookie.com/embed/BKDX6SQXd7w?rel=0&hd=1

Matones anticatólicos agreden a menores.

https://i1.wp.com/blogs.reuters.com/faithworld/files/2011/08/madrid-protest-7.jpg

Una marabunta violenta encabezada por dos matones que superan los cincuenta años de edad cada uno, amedrentan, insultan y vejan a cuatro críos indefensos que se encontraron con un centenar de violentos energúmenos que trataban de lincharles.

Espero que la fiscalía de menores con estos vídeos y con los agresores perfectamente identificados abran diligencias judiciales, porque sería el colmo, que se pueda agredir niños por la calle impunemente solo por el hecho de ser católicos. ¿Ésto no es incitación al odio religioso? Si fueran gays se hablaría de homofobia y todo el mundo pondría el grito en el cielo, y con razón. Pero tratándose de católicos y además menores, a la gente de izquierdas le parece de perlas. De momento, Siete peregrinos franceses, entre ellos tres menores y una discapacidada, han presentado denuncia tras ser agredidos el miércoles en la Puerta del Sol por ultras que participaban en la marcha anticatólica convocada ese día en Madrid.

¿Se imagina alguien que se diría y quiénes estarían montando el pollo ahora mismo si en vez de tratarse de católicos el objeto del escarnio, hubiesen sido musulmanes la diana de insultos,  e intento de agresiones físicas?https://i2.wp.com/www.lavozlibre.com/images/get/mas/4/5342/545-364/N/galerias/dos-jovenes-son-insultadas-mientras-abandonan-sol.jpg

Es una vergüenza para lo que ha quedado la izquierda de este país, además de inquisidores, han quedado para amedrentar en manada a jóvenes y niños indefensos como bien muestran los dos vídeos que vienen a continuación:

http://www.youtube-nocookie.com/embed/OC03fbjBmqg?rel=0&hd=1

http://www.youtube-nocookie.com/embed/eZjLuQNmk_k?rel=0&hd=1

¿En qué se parecen la fundamentalista Phelps family y los anti Papa españoles?

https://i2.wp.com/mypetjawa.mu.nu/archives/god_hates_pope_phelps.jpg

Comparten mismos eslóganes, mismos odios, misma intolerancia y mismas manifestaciones violentas, con Fred Phelps, el cabeza de la anticatólica y homófoba Iglesia Bautista Westboro.

Los anticatólicos patrios que se manifestan en Madrid intentando agredir a jóvenes católicos podrían ir perfectamente de la mano de los Phelps a las manifestaciones anti papa con las mismas pancartas, amenazas e insultos, y no desentonarían en absoluto.

http://www.youtube-nocookie.com/embed/-NssVbwlTdU?rel=0

http://www.youtube-nocookie.com/embed/hZOsQOOf-7E?rel=0

¿La canción del verano?

https://i1.wp.com/megatronicflow.com/wp-content/uploads/2011/08/Victor-Sandoval1.jpg

No puedo sacarme el estribillo y la coreografía de esta canción de la cabeza. ¿Dañará las neuronas de una manera irreversible? emoticon

http://www.youtube-nocookie.com/embed/fDM2BRafv3o?rel=0

Recordando con Nancy O: Loquillo, Los Nikis, Hombres G, Gabinete Caligari, Los Vegetales,…

Nube de etiquetas