Pop art, gay, music and libertarians politics

Archivo para marzo, 2010

Carta abierta a Miguel Bosé. Por Mercy Lastre.

http://www.lavozlibre.com/images/get/10529/250-160/0-0/noticia

Denunciar la censura de una exposición fotográfica, que como bien dicen las Damas de Blanco en su carta, también es condenable, está muy bien, pero compararla con la opresión que sufre el pueblo cubano, y la vida de seres humanos, es verdaderamente deleznable.

 Que un Sr. que vive en un país libre como vive usted, no sea capaz de condenar públicamente el asesinato de Orlando Zapata, que nació como nacemos todos, ¡¡¡¡LIBREES!!!!!, pero es privado de ello, porque un maldito tirano arropado por sus cómplices así lo decide, eso Sr. Bosé, es repugnante.

Orlando Zapata, para que no se le olvide nunca Sr. Bosé, pedía un trato humano dentro de la cárcel. En una cárcel, a la que nunca tenía que haber entrado, que eso es lo que no se debe de olvidar. No solamente hay que condenar que no se le dieran derechos dentro de la cárcel, sino condenar, que estuvo dentro de ella, porque Orlando Zapata, no era un delincuente común, como mal dijo el Sr. Guillermo Toledo. A Orlando Zapata, se le encarceló, porque quería ser, como merecía ser. ¡¡¡¡LIBRE!!!!. Orlando Zapata, no sólo ha demostrado ser un hombre valiente, lo cual honra enormemente al pueblo cubano. Orlando Zapata, demostró que unos barrotes y un calabozo, le privaron la libertad de su cuerpo, pero  NO le privaron  la libertad de su espíritu, ni la libertad de su pensamiento, ni la libertad de su alma.

Yo considero, NO una opción, sino una obligación, como ser libre que usted es, no ser cómplice, ni con un solo comentario, de semejante tiranía.

Desde esa privilegiada posición que usted tiene (socialmente hablando), un comentario suyo tiene mucha repercusión en determinados sectores. Así, que cuando se está tan bien posicionado, se debe de hablar con base, con pruebas, con coherencia, porque vaya ejemplo que ha dado usted a un público que le sigue, le aplaude, y le permite vivir  tan plácidamente. ¿Cuba, sería un buen punto referencial, para la juventud venidera? ¿Todavía, y con lo mayorcito que está usted, sigue viendo en Fidel un icono de libertad?, pues que lástima, porque el hacernos viejos, aparte de deteriorarnos físicamente y aproximarnos cada vez más al patio de los callados, sirve para que nuestros razonamientos vayan acorde con nuestros actos, pero a usted por lo que veo, esto último no le ha hecho efecto.

Vamos a ver Sr. Bosé, si puedo entenderlo. Usted vive y disfruta muchísimo más que yo, de las ventajas de este mal o buen capitalismo, y lo abraza con más ahínco que una madre a su bebé, pero justifica una tiranía, no un ideal, una tiranía con todas las letras, como la que se practica en Cuba, donde músicos, verdaderos músicos, muchísimos mejores que usted, no saben que inventar para poder, no digo vivir como usted, sino simple y llanamente, sobrevivir. Pues mire lo que le voy a decir, si vamos a hablar de puntos referenciales, puede ir tomando el mío, que abogo a que la clase verdaderamente trabajadora, no viva con mil euros mensuales, (muchos ni eso), mientras que para otros, sea el precio del par de zapatos que usan.

A ver si sigo entendiéndolo. Usted denuncia el bloqueo, ese embargo comercial que Estados Unidos le tiene impuesto a Cuba, pero el verdadero bloqueo, ese que usted ni pronuncia, es el que ha impuesto Fidel al pueblo cubano. Ese que hace que el hombre deje de existir, para vegetar. Ese que hace, que una niña como yo, a la edad de ocho años, tiemble, porque su maestra se entera de que había cometido un delito. ¿Sabe cual era ese delito sr, Bosé?, que ella junto con su madre y hermanos, se marchaba a vivir a España. Y que no fue castigada con la expulsión, porque España al fin y al cabo era la madre patria, según boca de la propia maestra, pero si mi viaje llega a ser hacia los Estados Unidos, yo con ocho años, hubiese sido expulsada de la clase de educación física, por gusana.

 ¿Le sigo explicando cual es el verdadero bloqueo al pueblo cubano, que personas como usted nunca pronuncian, y dudo mucho, que sea por un absoluto desconocimiento?. Pues vamos allá.

 Bloqueo al pueblo cubano, es implantar un CDR (comité de defensa revolucionario), en otras palabras mejor dichas, chivatos de barrio, que le controlan a usted y a su familia todos los movimientos: como quien visita su casa, los objetos que entran y salen de ella, etc. Ese chivato o chivata implantado, es el que lo envía a la cárcel sin compasión, si sus tendencias, sexuales, religiosas y de conciencia, son políticamente incorrectas.

 Bloqueo al pueblo cubano, es que mujeres y hombres, con sueños y lucha, como mi madre, hija de emigrantes, campesina,  trabajadora, consigan tener un pequeño negocio, y llegue un dictador y se lo expropie sin más, y como única alternativa, le permita vivir como él ordene, es decir, en la miseria.

Bloqueo al pueblo cubano, es imponer como tiene que alimentarse un país, suministrándole una cartilla de racionamiento, donde los alimentos permitidos, ni siquiera suplen lo básico, mientras tiendas y tiendas, donde se vendía en dólares, estaban llenas de todo tipo de productos, pero que el pueblo cubano no tenía acceso a ellos, porque ese moneda  llamada dólar, estaba penalizada. No así, para los extranjeros, ni para los mal llamados gusanos, que fueron agredidos física y verbalmente por querer vivir libres, pero después regresaban a Cuba, y tenían acceso a las tiendas que ese pueblo, el que se quedó allá, tenía vetadas. Y que él, el desgobernante, se muestre públicamente como un hombre austero, sin ningún tipo de lujo, mientras que en la intimidad de su hogar, tenga en su mesa, en un almuerzo cualquiera, suculenta comida y una botella de vino, valorada en más de seiscientos dólares, demostrado en un vídeo que sacó de Cuba, una ex nuera suya. Mientras él se complacía de tan deliciosos placeres, las madres cubanas no sabían ni saben, como explicarle a su hijo de ocho años, que él no tiene derecho a tomar leche, porque el tirano considera que con la que tomó hasta ahí, es suficiente, y si su hijo se la pide, como el salario ganado de forma lícita no le alcanza para comprar aunque sea medio litro de leche diario, tiene que optar, o por robar al propio ladrón, especular, jinetear, o pedir al mal llamado gusano, que le envíe algunos dólares, para comprar esa leche, que sí, hay en Cuba, pero en las tiendas que solo se vende en dólares y a un precio desorbitado.

Bloqueo al pueblo cubano, es querer hacerles ver que tienen educación y sanidad  gratuita, cuando la media del salario básico es de diez a veinte euros mensuales, no así, el cubano medio de los años cincuenta que su salario oscilaba entre cien o ciento cincuenta pesos mensuales, sin olvidarnos, que el peso tenía el mismo valor que el dólar. Entonces, yo pregunto, ¿quien paga realmente, esa supuesta maravillosa educación y sanidad?, ¿el desgobierno de Cuba, o el propio pueblo cubano que trabaja toda una vida por un sueldo mísero?

Bloqueo al pueblo cubano, es que un desgobierno no permita a un ser humano, viajar y vivir donde quiera libremente. Que le castigue con la cárcel o el destierro si levanta su voz para reclamar sus derechos. Que a los que pudieron marchar, unos, aprovechando   una visita a su familia, otros aprovechando un viaje de trabajo, como músicos, deportistas, etc,  se les obligue entrar con visa a su propio país. ¿Sabe usted lo que le supone a un cubano viajar a su país? Yo se lo explico. Estar bien calladitos, aunque vivan fuera de él, porque si se es contestatario, el desgobierno de Cuba le castiga
, con la No entrada. A los que permanecen calladitos, renovar un pasaporte cada dos años con cantidades no aptas para el pueblo de la igualdad, como la cantidad de ciento cincuenta euros o más, y esperar a que se le conceda una visa, mediante pago por supuesto, como si fuesen a viajar a un país extranjero.

Bloqueo al pueblo cubano, es que el exilio que tantos millones de dólares le deja al desgobierno cubano, cuando viajan allá, en la aduana cubana les obliguen a pagar cantidades inconcebibles, por los supuestos regalos que ellos llevan a sus familiares.

Bloqueo al pueblo cubano, es la expropiación de viviendas, de todas aquellas familias que decidieron emigrar a otro país, y tras largos meses de trámites, mediante pago de pasajes y documentos por el dólar enemigo, enviado generalmente por algún familiar residente en el imperialismo, como castigo por la ofensa de la no aceptación a la tiranía, eran expulsados de sus centros de trabajo y obligados a trabajar de forma gratuita por un determinado tiempo, trillando café o cortando caña.

Bloqueo al pueblo cubano, es hacer inventarios en los hogares de esas familias que presentaban los trámites para irse del país, asegurándose que los muebles y enseres no pasarían a manos de otros familiares. Y si algunos de esos objetos faltaban en el momento de la partida, era motivo suficiente para que el permiso de salida, fuese denegado.

Bloqueo al pueblo cubano, es potenciar a la juventud cubana que todo aquel que se marchaba de Cuba en los años sesenta, setenta y ochenta, eran una escoria y había que repudiarlos, y los obligaban a llevarlo a la práctica, sacándolos de las aulas en hora escolar con la complicidad de sus profesores, hasta dirigirlos a la puerta de la casa de quien iba a emigrar, a vociferar palabras tan humillantes, como escoria, gusano, márchate, que aquí no te queremos. Actos, que también practicaban los obreros en su jornada laboral. Esos fueron los famosos actos de repudios Sr. Bosé.

Bloqueo al pueblo cubano, es no respetar el derecho del menor, y obligarle a marchar a la llamada de cara al campo, que no es otra, que la partida de niños a campamentos infrahumanos durante 45 días, alejados de sus padres, para  sembrar y  recoger productos para beneficio del desgobierno, no del país, y de paso el intento de arrancar en esas mentes aun puras, la capacidad de discernir para sembrarles las directrices de una secta. Práctica usada habitualmente también en los colegios.

Bloqueo al pueblo cubano, es permitir que unos esbirros hundan el remolcador 13 de marzo con mangueras de agua a presión, con seres inocentes a bordo, que escapaban en busca de la libertad.

En ese remolcador iban niños Sr. Bosé, niños, que algunos de ellos fueron arrancados de los brazos de sus madres bajo gritos de desesperación.

Bloqueo al pueblo cubano, es haber enviado a las cárceles a muchos hombres y mujeres, por supuestos delitos, que en cualquier país democrático, serían prácticas totalmente lícitas.

Bloqueo al pueblo cubano, es mandar a fusilar en el año 2003 a tres jóvenes, que no cometieron ningún delito de sangre, sino que la desesperación les llevó a secuestrar una lancha como única opción, porque allí no la pueden alquilar, ni comprar, ni pedírsela a un amigo, porque todo, absolutamente todo, es del desgobierno. Ese delito les llevó a su fusilamiento, sin una justicia que los amparara.

Bloqueo, es hacer sectarismo en el pensamiento del hombre, hasta convertir a su hermano, padre, hijo,  o amigo, en su mayor enemigo, porque su forma de pensar no responda a los cánones del tirano.

Bloqueo al pueblo cubano, es que un país entero, incluidos sus habitantes, sean propiedad exclusiva de un loco, donde la televisión pública, la única, tenga que entrar a los hogares cubanos con discursos demenciales, de horas y horas de ese ególatra desquiciado.

Bloqueo al pueblo cubano, es matar los sueños, exterminar las ilusiones, dividir a la familia, desterrar las oportunidades, sembrar el miedo, cultivar la desconfianza, florecer la miseria y germinar el apartheid.

Bloqueo al pueblo cubano, Sr. Bosé. Es lo que ha hecho el tirano de Castro desde el año 59, que engañó a muchos soñadores, vendiéndoles una falacia como ideal y llevándolos a luchar por algo que nunca existió. 

Bloqueo al pueblo cubano, es fusilar a muchos inocentes y condenar a largos años de presidio, a todo aquel hombre lúcido que se fue oponiendo a semejante barbarie, incluidos los que lucharon con él.

Bloqueo al pueblo cubano, es el miedo engendrado junto a la desconfianza hacia todo y hacia todos, porque todo allí, Sr. Bosé es políticamente incorrecto, y ese bloqueo, no lo ha provocado  Estados Unidos. De  ese bloqueo demostrable que le hablo, y que usted ni siquiera pronuncia, es culpable el loco fascista endemoniado de Fidel Castro. Son culpables todos los que han mirado hacia otro lado cuando el pueblo cubano ha suplicado ayuda, y son culpables todos, los que como usted, lo han justificado o lo han defendido. Porque las dictaduras, Sr. Bosé, no están dibujadas con el hermoso color blanco de la paz, ni con el suave color verde de la esperanza, y eso creo, que usted debería saberlo, porque por desgracia, España llegó a conocerla. Las dictaduras, son dictaduras sin más, dibujadas siempre con el mismo color, el rojo de la sangre derramada por tantos y tantos inocentes, y  el negro del luto, que aun a fecha de hoy, sigue vistiendo los corazones de muchas madres.

La historia no absolverá a ese demonio enloquecido, porque la historia no solo será escrita por oportunistas que tergiversen la realidad. La historia también será escrita por hombres honrados, que dejarán como legado la dignidad de Orlando Zapata.

No es honesto hacer comparaciones, cuando a actos denunciables nos referimos, porque que atrocidad sería si una mujer que dice sufrir malos tratos, le pidiera ayuda, y usted, en vez de extenderle su mano y denunciar y  condenar el delito, le hace la comparación de que esas cosas suceden a mayor o menor escala en otros hogares.

No es honesto, querer exportarse como un hombre solidario con el pueblo cubano, cuando sus palabras a lo que a Cuba se refieren, están claramente posicionadas a favor del opresor, y no de las víctimas. Como tampoco es honesto decir, que el exilio cubano ha hecho una guerra mediática contra Guillermo Toledo por opinar sobre Orlando Zapata, cuando Guillermo Toledo, lo que ha hecho es hablar para mentir. Opinar, es otra cosa.

No es honesto, inventarse conciertos queriendo demostrar al mundo que lo hace en Cuba para que la paloma de la paz vuele, cuando sabe perfectamente, que allí precisamente, desde hace décadas, tiene las alas amputadas.

Con el mismo derecho que usted opinó omitiendo verdades, yo le respondo, diciendo la verdad, porque aunque yo no sea un personaje famoso, ni por mi voz, ni por mis pinturas, ni por mi vida política, ni por mis desnudos, ni por mi posición económica, ni por mis estupideces, ni por mi oportunismo, si soy, una parte de ese gran todo que forma el universo, y eso, es lo verdaderamente importante en este complejo juego que es la vida.

Sr. Bosé, aunque desde mi punto de vista lo considere un pésimo cantante, no contradice que lo hubiese considerado una bellísima persona, pero después de lo escuchado, prefiero que cante. Así que siga usted cantando por favor Sr. Bosé. Cante usted.

Mercy Lastre. (mujer, nacida en Cuba).

Vía Zoé Valdés

Nube de etiquetas