Pop art, gay, music and libertarians politics

Archivo para octubre 11, 2007

¿Memoria histórica para todos?

El gobierno de Zapatero se ha propuesto reabrir las heridas cerradas con la transición, con esta "ley de memoria histórica", donde unos son "muy buenos" (bando republicano) y los otros son "muy malos" (bando nacional) olvidándose por completo, de todos los desmanes, que supuso el gobierno del frente popular en la II República,con asesinatos de políticos como el de Calvo Sotelo por parte de socialistas, y del que Gil Robles se salvó de milagro, y del intento de golpe de estado en 1934, por parte del PSOE de Pablo Iglesias, que fue el germen de la guerra civil de 1936.

Una época la de la II república , donde el estado de derecho brillaba por su ausencia, donde la quema de conventos y asesinatos de sacerdotes, eran el pan nuestro de cada día. Donde se asesinaba a la gente por sus ideas,por ir a misa o por no comulgar con las ideas del frente popular.

Fue una época de absoluto terror y descontrol, en la cual se crearon las temibles checas, donde César Alcalá en su libro "las checas del terror" nos describe en todos sus detalles esta realidad. En primer lugar biografía el terror de izquierdas: su llegada a España de la mano de la Unión  Soviética, la organización de las milicias populares, el refrendo de parte de los asesinatos por una supuesta “justicia de clase”, etc. Este último aspecto cobra una importancia superior a la que el autor le dio a la hora de la redacción del  libro, y es que "la ley de memoria histórica" del Gobierno de anular los juicios del “franquismo”  parte de la premisa de la ilegalidad del gobierno de Franco. Sin embargo han   pasado por alto las irregularidades de los “Tribunales rojos”. Estos, como  indica el autor, tenían por único objeto llevar a la práctica judicial la lucha de  clase. De hecho las sentencias no se ajustaban a derecho, ni los Tribunales  aplicaban las leyes vigentes: simplemente daban apariencia de justicia a condenas injustas y desorbitadas. Por ejemplo, algo en lo que insiste César Alcalá, los abogados defensores de los acusados se veían imposibilitados de  defender a éstos, pues si lo hacían corrían el riesgo de ser ellos mismos  condenados por colaboración con el enemigo.

Por eso es éste un libro del máximo interés para todos aquellos falsificadores del pasado que se adscriben al revisionismo histórico conocido como “Memoria histórica”.

Si se tuviera un mínimo de amor a la verdad y de sentido de humanidad no dudarían en sacar datos de este libro para organizar actos de reparación y  memoria de las atrocidades cometidas por la izquierda. Sin embargo… no lo  leerán, lo cual hace necesario su lectura por parte de los que quiere conocer  la verdad de lo sucedido para que el conocimiento de la verdad les sirva de antídoto ante la mentira reinante.

Si hay memoria histórica debe haberla para todos, no solamente para un bando, y deberían sacar a la luz y a la opinión pública en general, las masacres y el genocidio por parte de la izquierda durante el gobierno del frente popular.

Y además, el responsable de la masacre de Paracuellos, está vivito y coleando, recibiendo homenajes y honoris causa de cierta universidad madrileña, donde además el rector es el hermano de cierto periodista, que cada noche "pontifica" en el noticias 4 de la cadena de tv amiga del gobierno de esta infame "memoria histórica".

Lo de este gobierno no tiene nombre.

Entonces…  ¿memoria histórica para todos? 

O mejor… ¿dejamos a los muertos de uno y otro bando en paz,y el gobierno deja de usar el tema como arma arrojadiza? ya que ellos y sus socios de izquierda, tienen bastante que callar.

 

Nube de etiquetas